+34 91 005 20 23    info@financiacionempresarial.es

Sareb dispara la venta de viviendas turísticas un 25% más de lo previsto

Sareb dispara la venta de viviendas turísticas un 25% más de lo previsto

Posted by
| Comentarios desactivados en Sareb dispara la venta de viviendas turísticas un 25% más de lo previsto

El ‘banco malo’ aprovecha la demanda de gangas inmobiliarias y prorroga su campaña de liquidación de segundas residencias a particulares

La Sareb pone a la venta 2.337 casas en la costa desde 32.000 euros

La falta de alternativas de inversión para los ahorradores y la existencia de buenos precios para hacerse con inmuebles problemáticos han sido aprovechados este verano al máximo por la Sociedad de Gestión de Activos (Sareb), el banco creado en 2012 para absorber los activos tóxicos acumulados por la banca en los años del boom del ladrillo.

Al contrario que cualquier sociedad mercantil, el objetivo de Sareb (cuyo capital pertenece en un 45% al Estado) es reducir su balance liquidando todos sus activos, que son fundamentalmente préstamos inmobiliarios fallidos o de riesgo y con mayor volumen en empresas promotoras que en particulares procedentes de bancos en problemas.

Así, el cliente habitual de la sociedad presidida por Jaime Echegoyen es un gran inversor financiero especializado en rentabilizar activos que los bancos no pueden mantener. No obstante, con una cierta activación de la demanda inmobiliaria minorista de segunda residencia trata de aprovechar cualquier oportunidad y el pasado mes de abril puso a la venta 2.237 viviendas situadas en la costa.

El objetivo comercial es muy inferior y no pretende liquidar el 100% de lo ofrecido. Sin embargo, la sociedad se ha encontrado este verano con que entre ventas y reservas ha colocado 330 viviendas por un importe de 31 millones de euros, lo que supone un 25% más de lo presupuestado. La sociedad no precisa el valor al que se adquirieron estos activos a sus dueños originales.

Sareb, que utiliza empresas comercializadoras pertenecientes o relacionadas con Bankia, Banco Sabadell, CaixaBank y Santander, prolongará al menos un mes la campaña que lanzó en abril para tratar de sacar el máximo rendimiento al interés de ahorradores por hacerse con inmuebles a buen precio. Los precios de las viviendas colocadas a la venta en 20 provincias de nueve Comunidades Autónomas empiezan en 32.000 euros para un piso en Torrevieja (Alicante) y llegan hasta 866.000 euros que se pide por un chalé unifamiliar de 342 metros cuadrados, cinco dormitorios, cuatro baños y piscina en Calviá (Palma de Mallorca).

Ninguno de los dos, ni el más barato ni el más caro, se han vendido aún. La cartera concentra la mitad de las viviendas en la Comunidad Valenciana, donde la actividad previa al estallido de entidades hoy desaparecidas como Bancaja (en Bankia) o Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM, hoy en Banco Sabadell) fue muy intensa hasta el estallido de la burbuja inmobiliaria. En concreto, Castellón es la provincia con una oferta más numerosa, con 791 viviendas.

Además de viviendas, la sociedad que gestiona la liquidación de activos tóxicos ha realizado campañas similares destinadas a inversores profesionales sobre suelos y obras paradas o inacabadas. Pero con ser la de las viviendas una buena noticia, la dificultad de la sociedad presidida por Echegoyen consiste en vender lo suficiente en términos de ritmo y volumen como para afrontar los saneamientos, abonar los intereses y costear los gastos de gestión de los activos mientras nuevos inmuebles siguen llenando un balance que hay que vaciar.

El año pasado la sociedad contaba con 105.000 inmuebles, 80.000 préstamos, y 375.000 colaterales. Sin embargo, una nueva normativa emitida por el Banco de España que desde el pasado mes de octubre establece la obligación de valorar individualmente y de manera periódica las carteras siguiendo una metodología validada por el supervisor obligó a actualizar el valor de los activos. Sareb se vió así obligada a realizar un saneamiento adicional por valor de 2.044 millones de euros, una operación que se sumó a medidas similares ya acometidas en 2013 y 2014 por valor de 968 millones.

Por eso, la entidad precisó de una recapitalización que sus accionistas llevaron a cabo convirtiendo en capital 2.170 millones de deuda subordinada con la que financió la adquisición de activos tóxicos a los bancos rescatados. De esa cantidad, 996 millones le correspondieron al Estado, dueño del 46% de la deuda subordinada. La sociedad no detalla tampoco el impacto de la regulación del Banco de España sobre sus cuentas en 2016.

G. Gonzalez

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies