+34 91 005 20 23    info@financiacionempresarial.es

Los grandes retos de Telefónica: digitalización, deuda y Brasil

Los grandes retos de Telefónica: digitalización, deuda y Brasil

Posted by
| Comentarios desactivados en Los grandes retos de Telefónica: digitalización, deuda y Brasil

Cerrar la venta de la filial británica y sacar a Bolsa Telxius, claves para reforzar el balance

José María Álvarez-Pallete, nuevo presidente de Telefónica

José María Álvarez-Pallete ha pasado un tercio de su vida como directivo de Telefónica. A sus 52 años, este ejecutivo madrileño asume el reto de presidir el gigante español de telecomunicaciones tras formar parte de su junta directiva durante un período de 17 años. Con este bagaje tendrá que lidiar con los nuevos retos que hoy afronta Telefónica, que pasan por la total digitalización de su negocio, el reequilibrio de los frentes internacionales del grupo y el continuo crecimiento de sus dos grandes rivales en España.

La principal misión que hereda de su mentor y todavía jefe, César Alierta, pasa por convertir a la operadora en una compañía plenamente digital, lo que en el sector se denomina Online Telco. El nuevo objetivo estratégico del grupo busca posicionar a Telefónica en el centro de un entorno digital en el que personas y máquinas están plenamente conectadas. Esto implica el máximo rendimiento de sus servicios para atender la explosión del tráfico de datos que el grupo prevé que se produzca en los próximos años, proporcionando una velocidad de conexión cada vez mayor y garantizando la seguridad y la privacidad. El desafío consiste, además, en hacerlo de forma rentable para la compañía, monetizando las fuertes inversiones acometidas en redes en un escenario de, hasta ahora, progresiva caída de precios.

“Vamos a ser digitales de extremo a extremo, hacia dentro y hacia fuera”, explicó el propio Alierta el pasado mes de noviembre durante la presentación del plan estratégico ‘Elegimos Todo’, que diseñaron codo con codo ambos ejecutivos en un momento en el que la decisión de la salida de Alierta ya estaba tomada.

Además de la digitalización, Álvarez-Pallete tendrá que continuar trabajando en el reequilibrio del negocio internacional de Telefónica. Hereda una compañía cuyos ingresos provienen en un 74% del extranjero, principalmente de los países latinoamericanos y Alemania. El principal reto será Brasil, actualmente el segundo mayor mercado de la compañía por detrás de España y cuyo PIB se derrumbó en 2015 un 3,8%.

En el horizonte también asoma el frente británico, donde Telefónica espera una resolución de las autoridades de competencia europeas para vender su filial O2 al grupo asiático Hutchison Whampoa. La operación reportará al grupo más de 13.000 millones de euros con los que financiar su crecimiento en sus mercados estratégicos y reforzar su balance. La resolución del expediente por Bruselas está prevista para mayo, con Álvarez-Pallete recién aterrizado en la presidencia de la compañía.

La venta de 02 es clave para Telefónica, que prevé destinar parte de sus fondos a reducir una deuda de 49.921 millones de euros, por la que pagó en 2015 un total de 2.410 millones en intereses. Si no sale adelante, el nuevo presidente tendrá que hacer malabares para cumplir la promesa realizada por Alierta a los accionistas de repartir un dividendo estable de 0,75 euros en la próxima década.

También en el plano financiero y con el objetivo de reforzar su balance, Álvarez-Pallete tendrá que culminar la salida a Bolsa de Telxius, la filial de infraestructuras en la que el grupo quiere aglutinar sus torres y cables submarinos. Esta operación podría llevarse a cabo en el tercer trimestre del ejercicio.

En España, Telefónica tendrá que lidiar con la cada vez mayor pujanza de Orange y Vodafone, sus dos principales rivales. Ambas compañías se han reforzado recientemente con las compras de Jazztel y ONO, acercando sus cuotas de mercados en el negocio de telefonía móvil a la del operador español.

La transformación de la compañía incluye una amplia reducción de personal a través de prejubilaciones, para la que el grupo ha reservado un total de 2.900 millones de euros. Telefónica cuenta en la actualidad con 125.892 empleados, de los cuales alrededor de 1.100 son directivos.

G. Gonzalez

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies